sábado, julio 16, 2011

los restos



de la última tarta de frutillas que preparé para matías antes de separarnos.

4 comentarios:

patodepiedra dijo...

:s

Anónimo dijo...

Todas las separaciones dejan cascaritas. Con el tiempo pasan a ser parte del aire, y vuelan...

La Maga dijo...

Ayy....que hermoso post.Y triste.Y emocionante.
Te digo que casi me inspiro una historia que quizas suba a mi blog.En ese caso pedire permiso para usar tu foto....
saludoss

leticia dijo...

dale, qué lindo. ¡linkeala al blog y avisame!